MANUAL DE FUNCIONES DE LA COMISIÓN DIOCESANA

DE PASTORAL DE LA MISIÓN PERMANENTE

 

El presente manual de funciones pretende indicar la personalidad de cada uno de los agentes que conforman la Comisión diocesana de Pastoral de la Misión Permanente, así como determinar, de manera clara, las tareas, responsabilidades y funciones que competen a cada uno dentro de esta comisión, para dar formalidad, certeza y seguimiento a los procesos de trabajo, mediante la formación,  asistencia y acompañamiento de sus agentes.

 

 

OBISPO:

 

El Obispo, por estar revestido de la plenitud del sacramento del orden, es «el administrador de la gracia del supremo sacerdocio» (LG 26). Los Obispos rigen, como vicarios y legados de Cristo, las Iglesias particulares que les han sido encomendadas, con sus consejos, con sus exhortaciones, con sus ejemplos, pero también con su autoridad y sacra potestad. (LG 27)

 

El obispo siempre debe fomentar la comunión misionera en su Iglesia diocesana siguiendo el ideal de las primeras comunidades cristianas, donde los creyentes tenían un solo corazón y una sola alma (cf. Hch 4,32). En su misión de fomentar una comunión dinámica, abierta y misionera, tendrá que alentar y procurar la maduración de los mecanismos de participación que propone el Código de Derecho Canónico y otras formas de diálogo pastoral, con el deseo de escuchar a todos y no sólo a algunos que le acaricien los oídos. Pero el objetivo de estos procesos participativos no será principalmente la organización eclesial, sino el sueño misionero de llegar a todos. (EG 31).

 

Al obispo le compete:

1.- Ser el primer misionero de la Diócesis, asumiendo el compromiso misionero como prioridad en su ministerio pastoral.

2.- Nombrar al Asesor Diocesano de esta Comisión.

3.- Vigilar y acompañar cuidadosamente la realización de los procesos evangelizadores de esta comisión, así como su evaluación periódica.

4.- Facilitar y promover la adquisición de los recursos pastorales, técnicos y económicos para el funcionamiento de la Comisión.

5.- Presidir las celebraciones litúrgicas propias de esta Comisión.

6.- Promover en toda la Diócesis la implementación de las Obras Misionales OMPE y vigilar la apertura de los párrocos a estos servicios que son de mandato pontificio.

7.- Tener un espíritu de apertura de cooperación misionera con otras Iglesias Particulares.

 

 

LA VICARIA DE PASTORAL

 

La Vicaría de Pastoral es el organismo del obispo que, en su nombre y con su autoridad, promueve, anima y coordina la acción pastoral global en su diócesis. Es el instrumento a través del cual el obispo discierne la problemática y da respuestas pastorales, con sus directrices y determinaciones a la vida pastoral de la Iglesia que le ha sido confiada. Tiene como principales tareas: Hacer que la Diócesis cuente con los planes y programas necesarios para las actividades pastorales, así como promover su ejecución y evaluación, con el acompañamiento y la asesoría que preste a las distintas instancias territoriales, mediante la participación de las respectivas comisiones diocesanas. Le corresponde elaborar las propuestas de planes específicos correspondientes a los diversos campos de la acción pastoral y crear todos los instrumentos necesarios para la actuación de los planes específicos.

 

Funciones:

1.- Preparar agenda y tener las reuniones, encuentros y Asambleas de Pastoral necesarias.
2.- Hacer el organigrama de la Vicaria de pastoral y revisar la funcionalidad del mismo.
3.- Elaborar y revisar las funciones de los diferentes agentes de pastoral (Asesores, Decanos, Coordinadores, etc).
4.- Actualizar, guardar y mantener en orden el archivo de actas de las diferentes instancias de la pastoral a través de la asistente.
5.- Acompañar en la relación, animación, coordinación y ejecución de 
las acciones pastorales en los decanatos.
6.- Impulsar la Pastoral de Conjunto, con Espíritu de Comunión y Participación.
7.- Recibir y encausar proyectos de formación y crecimiento pastoral en la diócesis.
8.- Dar seguimiento a las acciones pastorales en los diferentes niveles.
9.- Coordinar los servicios de la pastoral integrándolos al proceso del
plan diocesano.
10.- Cuidar la mística, la espiritualidad y la unidad del proceso de
pastoral diocesano.
11.- Informar oficialmente los programas, planes, funciones y acciones
pastorales o sus modificaciones en la diócesis.

 

 

EL  ASESOR DIOCESANO:

 

El Asesor Diocesano es el sacerdote nombrado por el obispo para que en su nombre asesore, promueva y acompañe los procesos de evangelización integral de la Pastoral de la Misión Permanente, así como llevar a cabo la capacitación  de sus agente de pastoral.

 

Entre las diferentes acciones que le competen están:

1.- Conformación y conducción de la Comisión Diocesana.

2.- Presidir las juntas ordinarias y extraordinarias de la Comisión.

3.- Procurar la formación y asesoría de los grupos misioneros parroquiales mediante visitas periódicas.

4.- Organizar talleres y encuentros de Animación Misionera, así como la preparación de los materiales audiovisuales necesarios para la evangelización

5.- Animar a los sacerdotes de la Diócesis a comprometerse con la acción misionera de la Iglesia.

6.- Trabajar en coordinación con el obispo diocesano y el vicario de pastoral así como en la comunión con los asesores de las otras dos prioridades: Pastoral Familiar y Pastoral de Adolescentes y Jóvenes, así como con el Asesor Diocesano de la Pastoral Profética a la cual pertenece la dimensión de Misiones.

7.- En el caso concreto de la Diócesis de Coatzacoalcos, el Asesor diocesano de la Pastoral de la Misión permanente es también nombrado Director Diocesano de Misiones, siendo responsabilidad suya también la implementación y dirección de las Obras Misionales Pontificias en la Diócesis.

8.- Presidir en nombre del obispo (cuando se requiera) Misas o celebraciones de envío misionero.

9.- Administrar los bienes y la economía de la Comisión. (Para lo cual podrá apoyarse de un tesorero)

10.- Supervisar personalmente los materiales, cursos y procesos que se van requiriendo.

11.- Representar a la Comisión en la Vicaría de Pastoral y en el Consejo Presbiteral.

 

Como Director Diocesano de Misiones:

 

Cada circunscripción eclesiástica de México tiene un Director Diocesano de OMPE con fundamento jurídico en el canon de la cooperación misionera de las Diócesis Canon 791&2).

 

El Director Diocesano tiene como tarea:

 

1.- Dar apertura misionera universal a la pastoral diocesana.

2.- Implementar y coordinar las labores de cada una de las obras Misioneras (Obra de la Propagación de la Fe, Obra de la Santa Infancia, Obra de San Pedro Apóstol y la Pontificia Unión Misional).

4.- Designar un(a) secretario (a) para cada una de las obras.

3.- Ayudar al obispo a dar la dimensión misionera a todos las pastorales diocesanas.

4.- Enviar íntegramente las ofrendas que los fieles aportan para la misión universal a la Dirección Nacional de OMPE.

 

 

ASISTENTE DIOCESANO:

 

Persona nombrada por el Asesor Diocesano con la aprobación del Obispo como asistente para ayudar en las tareas organizativas de la Comisión.

 

1.- Convocar a las reuniones ordinarias y extraordinarias.

2.- Organizar la agenda interna de la comisión, realiza la revisión de la correspondencia, toma nota de los acuerdos en cada una de las reuniones y organiza la minuta de ellas.

3.- Presidir en ausencia del Asesor Diocesano tanto las reuniones del Equipo Coordinador Diocesano como las generales de la Comisión Diocesana.

4.- Participar en la Reunión de Prioridades.

5.- Es también Asistente en el Departamento Diocesano de Misiones. Por lo que colabora en la organización de las Obras Misionales.

 

 

EQUIPO COORDINADOR DIOCESANO:

 

            Llamado también Equipo base, el Equipo Coordinador diocesano tiene la función de ser Consejo y apoyo del Asesor Diocesano. Sus miembros están llamados a participar en las reuniones extraordinarias convocadas en la agenda interna de la Comisión. Le compete también preparar las Reuniones Diocesanas y eventos específicos. Sus miembros son agentes de pastoral cualificados y formados para ser también ellos, formadores de formadores en el área de la Misión Permanente. Junto con el Asesor Diocesano asisten a dar la capacitación de los equipos parroquiales de Misión. Se buscará que el equipo Coordinador Diocesano esté formado por miembros representativos de las parroquias o decanatos.

 

            Los Secretarios de las Obras Misionales Pontificio Episcopales (OMPE) Infancia y Adolescencia Misionera, Liga Misional Juvenil y Unión de Enfermos Misioneros formarán parte del Equipo Coordinador Diocesano.

 

 

ÁREAS DE ACCIÓN DE LA COMISIÓN DIOCESANA

 

La labor pastoral misionera está comprendida por cuatro tareas fundamentales: formación, animación, comunión y cooperación. Por ello, se ha establecido que cada una de estas tareas se encuentren como cometidos y acciones de la Comisión Diocesana. A estas se les han añadido dos acciones operativas más, que son la Organización-Logística y Comunicación, formando así cinco áreas de acción de esta comisión diocesana.

 

Área de Formación:

 

A esta área le compete: Brindar capacitación a todos los fieles de la Diócesis de Coatzacoalcos, en primer lugar buscará la formación integral de los agentes de pastoral mediante el factor multiplicador, es decir que los agentes bien formados lleguen también a ser formadores de otros agentes y de esta manera se extienda el mensaje del Evangelio a todos los ámbitos, sectores, fieles e incluso aquellos que aún no han conocido la Buena nueva del Reino.

 

Le corresponde preparar los materiales de formación y evangelización que se utilizaran tanto para los agentes de pastoral como para los fieles en general. (catequesis, retiros, talleres, temas, trípticos, volantes, etc)

 

Área de Comunión:

 

A esta área le corresponde: Fomenta el trabajo en conjunto (comunión) de la CDMP con las demás pastorales de la Diócesis.

El Área de Comunión pretende encontrar acciones conjuntas en las que cada comisión y agente de pastoral descubra su dimensión misionera.

 

Apoyar los eventos de otras comisiones.

A esta área les corresponde propiciar y agendar reuniones con los responsables de otras pastorales para elaborar programas conjuntos.

 

 

Área de Animación y Cooperación Misionera.

A esta área le corresponde dar a conocer la naturaleza y estructura de esta comisión Diocesana.

 

Le corresponde también motivar y propiciar en la Diócesis las Obras Misionales Pontificias OMPE.

 

Organización eventos de animación misionera.

Son responsables de organizar con los párrocos la Semana de oración y Colecta de Domund.

 

Promueven en toda la diócesis la oración por la evangelización de los pueblos y el rosario Misionero Diocesano.

Promueve la participación de los fieles en experiencias misioneras concretas en parroquias de ambiente rural de la diócesis, o con necesidades pastorales concretas (Misiones de semana Santa, de Navidad, de Verano)

 

Área de organización y Logística.

 

Área responsable de organizar y coordinar en unión con los párrocos, las misiones territoriales, visiteos, encuestas, sondeos.

Les corresponde también la difusión de materiales para las reuniones y labores pastorales.

 

Llevan la relación de los integrantes del o los equipos parroquiales de Misión y de mantener informado al Asesor Diocesano la situación y necesidades de sus equipos.

 

 

Área de Comunicación

 

Área responsable de preparar en las parroquias, periódicos murales, audiovisuales, folletos, revistas, carteles que den a conocer las actividades de esta comisión.

 

A esta área le compete difundir las jornadas misioneras específicas: Domund Domingo Mundial de las Misiones), JMM (Jornada Mundial del Enfermo), DOMINF (Domingo de la Infancia Misionera), CONAMI (Congreso Nacional de Animación Misionera).

 

Motiva y da a conocer  a través de las redes sociales las actividades pastorales de la Diócesis y/o las parroquias.

Promueve la participación evangelizadora en espacios de comunicación: (Radio, periódico, televisión)

 

 

ASESOR DECANAL

 

Sacerdote nombrado en cada decanato para apoyar al Asesor Diocesano en la realización de las tareas de la Comisión. Su figura sirve de enlace entre el asesor diocesano y los sacerdotes de las parroquias que conforman su decanato. Se encarga de recordar las fechas de las reuniones próximas de la comisión, de revisar la ejecución de los programas y de organizar y coordinar con el asesor diocesano los eventos de la Comisión a nivel decanal.

 

EL PÁRROCO

 

"El párroco es el pastor propio de la parroquia que se le confía y ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del obispo diocesano en cuyo ministerio de Cristo ha sido llamado a participar, para que en esta misma comunidad cumpla las funciones de enseñar, santificar y regir, con la cooperación también de otros presbíteros o diáconos, y con la ayuda de los fieles laicos" (c. 519).

 

Tareas del párroco:

1.- Animar a su parroquia a reconocer su identidad misionera, asumiendo la Pastoral de la Misión como Prioridad Pastoral no solo diocesana sino particularmente de su parroquia.

2.- Integrar de manera urgente su equipo misionero.

3.- Nombrar a su representante parroquial de la Comisión y permitirle asistir sin falta a las reuniones ordinarias y extraordinarias de la Comisión Diocesana.

4.- Estar al pendiente de las reuniones y actividades de la Comisión Diocesana para enviar oportunamente a sus fieles involucrados.

5.- Recibir e informar a sus fieles sobre las convocatorias e invitaciones que la Comisión le haga llegar.

6.- Apoyar a sus equipos parroquiales de  Misión en el cumplimiento de las metas y objetivos propuestos.

7.- Supervisar los procesos pastorales de la Comisión en su parroquia.

8.- Tener un espíritu Misionero animando a sus fieles a participar cooperando con parroquias necesitadas mediante experiencias de misión en algunos sectores o territorios específicos (áreas rurales).

9.- Asumir los servicios que la Comisión Diocesana le brinde para animar a todos sus agentes de pastoral en la dinámica misionera.

10.- Con referencia a la Cooperación Misionera le corresponde al párroco facilitar en su parroquia la implementación de las OMPE (Obras Misionales Pontificias) ya que estas no dependen de su preferencia pastoral, sino que, al ser de orden pontificio, son servicios que la Iglesia Universal le presta y que son de gran riqueza para su comunidad parroquial. Así mismo le compete realizar la animación previa al DOMUND (Domingo Mundial de las Misiones), la colecta de Cooperación Misionera y la entrega íntegra e inmediata de esta.

 

COORDINADOR PARROQUIAL DE MISIONES

 

Persona designada por el párroco para representar a su parroquia en las asambleas, reuniones o actividades de planeación y formación de la Comisión Diocesana de PMP.

 

El coordinador debe ser cumplir el perfil de ser un agente de pastoral cualificado, de experiencia pastoral, comprometido con su vocación misionera.

 

Le compete al Coordinador:

1.- Trabajar en conjunto con su párroco en la estructuración, organización y ejecución de los programas del III Plan Diocesano de Pastoral en lo concerniente a la Misión.

2.- Convoca a reuniones con los integrantes del Equipo Parroquial de Misiones.

3.- Da informes al Párroco sobre la situación de la Comisión en su parroquia.

4.- Presenta al párroco los responsables de cada una de las cinco áreas de la Pastoral de Misiones en su parroquia. (Elegidos mediante el proceso que el párroco vea conveniente)

5.- Vigila y anima el desempeño de cada una de las cinco áreas de la acción pastoral de la Comisión.

6.- Asiste a todas las reuniones ordinarias y extraordinarias de la Comisión Diocesana. En caso de no poder asistir a cualquiera de estas reuniones, es responsabilidad suya procurar que alguien más de Equipo Parroquial misionero asista a ellas.

 

EQUIPO PARROQUIAL DE MISIONES

Debe ser antes que nada un equipo eclesial que expresa el SÍ o compromiso personal con Cristo, a la vez que el SÍ comunitario de quienes integran la comunidad parroquial.

Forman parte del Equipo Parroquial de Misiones: El párroco, el Coordinador Parroquial de Misiones, así como los coordinadores o responsables de las áreas de la pastoral (Formación, Comunión Animación y Cooperación, así como representantes de los equipos, movimientos y asociaciones parroquiales como expresión visible de la comunidad que ha dado el SÍ misionero personal y comunitario.

Son tareas del Equipo Parroquial Misionero:

1. Constituirse como Equipo Parroquial Misionero (EPM) bajo la coordinación del párroco a través de la Comisión Diocesana de Pastoral de la Misión Permanente.

2.- Integrar las cinco áreas de la Pastoral de Misiones: Área de Formación, Comunión, Animación y Cooperación, Organización y  logística, así como Comunicación. En cada una elegir un responsable.

2. Profundizar en la espiritualidad misionera.

3. Convocar nuevos misioneros a su equipo a fin de que pueda llegarse especialmente a los más alejados de la parroquia.

4. Planear fechas, lugares y formas de realizar las diversas "etapas" de la Misión:

  • Mentalización en la espiritualidad misionera a todos los integrantes de los grupos, equipos, movimientos y asociaciones de la Parroquia para que se integren como misioneros.

  • Distribución de los misioneros por sectores o por etapas en que se realizará la misión.

  • Organización de la capacitación de los misioneros para sus acciones y actividades concretas.

  • Estudio continuo del III Plan Diocesano de Pastoral.

  • Las celebraciones de envío y clausura de las actividades misioneras.

  • Planear y evaluar los trabajos misioneros parroquiales.

  • La continuidad de la Nueva Evangelización con los bautizados.

  • Elaborar un plan misionero parroquial.